miércoles, 18 de abril de 2007

Decir adios...


Decir adiós, es cerrar y abrir una nueva etapa de nuestra vida. Es volar muy alto y ser libres de esas cadenas que nos hacen prisioneros, recordar con cariño lo hermosamente vivido y olvidar lo que nos hizo sufrir.

A mi paso por la vida, he tenido la necesidad de decir adiós a una serie de personas y situaciones que en su momento tenían que apartarse de mí.


Es una palabra difícil de pronunciar pero necesaria. Mueren las costumbres, las rutinas, dejando un vacío en nuestra existencia, cabeza y corazón, pero ese vacío es el que me permite seguir viviendo, aprendiendo y madurando.

Cada día de mi existencia me gusta releer mi historia y asumir los adioses que han cerrado capítulos y abierto espacios en mí vida. En ocasiones es necesario e indispensable aprender a decir adiós

Autor Desconocido


cuesta, duele, a veces se puede, a veces no... pero se intenta... yo lo intento... hay dias que puedo, dias que no... a veces saco mi pañuelo del bolsillo sin impedimentos, y otras parece que estuviera unido a las costuras, y no siento la fuerza para romper mi bolsillo y sacar mi pañuelito...


a veces uno pude decir adios sin mas ni menos...

otras se cierra la garganta y no deja omitir sonido...


con esto me acorde de una frase que tenia en una carpeta en el colegio, no se por que, siempre me gusto, decia asi: "me siento como aquel hombre en la vieja estacion, agitando su pañuelo sin saber que el tren hace rato ya partio"... en su momento no me decia absolutamente nada, tal vez existia porque en algun momento me iba a ser util... y aca esta... esa vieja frase que escribi un dia sin saber por que...


y hoy la puedo interpretar (segun mi dia, como nos pasa a todos) sintiendome aquel hombre, a la orilla del anden saludando algo que ya no va a regresar, saludando algo que no sabe que esta siendo saludado... un hombre todavia quemando energias en hacer algo que quien tiene que ver no ve, algo que cree que puede seguir alli, pero que, cuando menos lo espero, y sin siquiera notarlo, se fue.


se que es momento de decir adios a muchas cosas, para renacer en otras nuevas... lo se lo se........... como me dijo un amigo : "vos tenes la teoria, te falta la practica" tengo todo escrito en cada rincon de mi cerebro, solo falta la orden de comenzar a hacerlo circular por la sangre, que pase por mis manos, mis piernas, mis hombros, mis ojos, mis labios... y se purifique como tiene que ser... que sea bombeado y despues expulsado puro, sin mas veneno, sin mas de "eso"... tengo que renacer de algo que a veces siento que me dejo agonizando...


se que un dia voy a mirar atras sonriendo y riendome de mi misma por lo vivido, por lo perdido, por lo aprendido, por lo superado (algun dia!) y voy a poder inflar el pecho y seguir adelante esperando lo que llegue...


se que hay que esperar, y nada mas... pero la impaciencia a veces es mas fuerte que yo, la impotencia, la bronca, la angustia...


de a poquito... y a veces de a nada...pero todo suma


1 comentario:

"Cuando mi boca calle, mi corazón hablará" dijo...

sabri!!! tanto tiempo desaparecida!
en qué andás?
Me mal acostumbré a que siempre que vengo tengo algo nuevo para leer!
No pierdas esta buena costumbre!

Te estoy esperando en el cyber espacio!

Clau