miércoles, 5 de septiembre de 2007

Mi arco iris


Recuerdo haber escuchado de muy chica que al final de cada arco iris hay un tesoro, un duende, y un mundo lleno de fantasías.


Cada vez que dejaba de llover soñaba con alcanzar aquel mundo, corría a veces para llegar al final del arco iris... y creía no alcanzarlo.


No reconocía la felicidad y la euforia que me daba buscar el principio o fin de ese fenómeno totalmente increíble y mágico para mí.


Alguien, alguna vez, me dijo que eso era simplemente una fantasía, un cuento, un mito, y todos sinónimos de aquella indole.


Dejé de correr tras ese arco iris, dejé de soñar con duendes, vasijas llenas de oro, aves, mariposas, flores, hadas, y todo lo que soñaba cuando me sentía cáda vez mas cerca de mi objetivo.


Abandoné mis sueños mas hermosos, para crear sueños nuevos, y, sin saberlo, esos sueños se convirtieron en objetivos, en metas, en cosas que cada vez carecían mas de fantasias, para transformarse en posibles realidades. Ya no era simplemente cerrar los ojos y soñar sin límites, todo tenía cierta cuota de realidad.


Ayer vi una foto... y me hizo decubrir que nunca corrí en vano, que no sólo existe el final del arco iris, no todo se concentra en el final, porque, si no hubiera un principio, y un trascurso éste no existiría, y así me paso con mi arco iris, ví en él una paleta de colores que apreciar, que disfrutar y vivir antes de buscar su final.


No quiero que mi arco iris termine, quiero contemplarlo, descubrir cada detalle, cada gama, cada sueño conectado al anterior, cada color, y saber que todo eso, algun día me va a llevar a mi mundo fantastico, donde simplemente, sepa ser feliz de la mejor manera.



Gracias abu... aprendí mucho más de lo que pensás...

La foto no se ve bien... el que alza los brazos hacia el cuerpo del arco iris es mi abuelo. Siento que en ella me muestra la hermosura de este camino a la felicidad.



No hay que dejar de ver lo que tenemos por querer lo que podriamos conseguir. Simplemente, una cosa lleva a la otra.
El es...
El es mi abuelo...
El es mi angel...
El es, simplemente,
gran parte de mi todo

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Esto suena muy bonito y es en realidad lo q todos quisieramos aprender, valorar lo q se tiene sin esperar lo q hay al final del camino. Pero es muy dificil algunas veces saber q es lo q se quiere con el alma y al mismo tiempo saber q no lo puedes conseguir, no se si por falta de requisitos o suerte o alguna cosa q le impide a uno llegar a su objetivo y le va haciendo perder las fuerzas....definitivamente (y no se porq lo publico aca) hoy es uno de esos dias o mejor noches en q me duele la nostalgia de añorar lo q nunca he tenido.

otra ves desde colombia... David

"Cuando mi boca calle, mi corazón hablará" dijo...

Sabri!!!!
Esta foto me encantó! Además de saber qué es tu abuelo y lo linda qu es...
Nunca dejes de soñar y de vivir tu arco iris, no lo dejes ir, no lo abandones jamás... es el motor de tu vida!

Besitos

Clau!

Arcofirme dijo...

Sabri, que lindo arco iris.Y adivina que...cuanto mas grande es nuestro arco iris, mas maravillosos nos volvemos tratando de llegar a ellos. Yo, por mucho que le pese a algunos, sigo tras de mis arco iris, por que me gusta la persona que soy cuando estoy en ese viaje. me gusta mi camino y mi manera de caminar.un beso.

Anónimo dijo...

hermosa poesía ya es la foto de tú abuelo señalando lo que es la fantasía materializada (los arco iris existen) y nunca dejes de soñar y tener fantasías porque la vida se vive mejor con ellas