viernes, 30 de mayo de 2008

Del otro lado del vidrio.


Podes pegarle con toda tu fuerza, pero vas a lastimarte.
Podes apoyar tu nariz en él, pero nunca vas a traspasarlo.
Podes limpiarlo, y nunca va a quedar perfecto.
Podes ensuciarlo, y no vas a ver nada hacia aquel lado.
Podes cuidarlo, pero igual puede romperse.
Podes besarlo, y recibir un beso helado.

Podes intentar destruirlo como sea, siempre es probable que te lastime, aunque nisiquiera lo notes.

3 comentarios:

sabri dijo...

esa maldita costumbre de saber q nos lastima pero no dejar de intentarlo...

Ocelotl dijo...

hola... llegué aquí buscando un cofre con mariposas y luciernagas y me encontré con más que eso...con un hermoso lugar...

Saludos!

Ocelote

•║Korii║• dijo...

me encanta tu blog (: bastantes de tus lineas son tan profundas que por un momento me hacen sentir en paz y meditar. simplemente pensar (: