lunes, 18 de junio de 2007

Bendita Naturaleza!


El sol y las nubes sonríen cuando uno esta feliz.

El viento se calla cuando necesitamos silencio.

Pequeñas gotas caen del cielo cuando necesitamos que alguien llore con nosotros.

Las hojas nos acarician de vez en cuando, si necesitamos un cariño.

Los truenos estallan con nuestro corazón.

El frío congela nuestros huesos y nuestros sentimientos.

El polen nos hace estornudar todas esas maldiciones que llevamos con nosotros.

El barro hace que nos cueste caminar, y que no nos detengamos, para salir de el.

Los charquitos debajo de las baldosas nos regalan sorpresas.

Las piedras existen para las almas que no saben hacia donde caminar, para que al patearlas marquen un camino.


Alegrias, sorpresas, furias, decisiones, compañias... Regalos pequeños y enormes, donde no solemos verlos...

1 comentario:

"Cuando mi boca calle, mi corazón hablará" dijo...

Las cosas más simples de la vida, son las que te completan totalmente.
Es tan hermoso sentir que la vida nos brinda lo que necesitamos... tan lindo sentir, que las pequeñas compañías, esas que no esperabas, son las que te hacen sentir tan bien... que le das gracias al cielo el poder seguir viva... y disfrutar!
Hay personas que todavía disfrutamos de las pequeñas cosas... y por eso hay que agradecer!
Te quiero muchisimo!

Clau