domingo, 6 de mayo de 2007

Ese alguien me enseñó...

Una vez alguien me enseñó que se puede sentir...

Ese alguien me enseñó que las cosas importan...

Ese alguien me enseñó que demostrar lo que se siente hace feliz...

Ese alguien me hizo aprender qué es un abrazo, a valorarlo, descubriendo que cada vez que recibo uno me siento protegida, y cada vez que necesito uno y no lo tengo no se hacia donde correr...

Ese alguien me enseñó que no hay que tenerle miedo a todo...

Ese alguien me enseñó que hay que vivir cada acontecimiento con el alma, sintiendo cada uno de ellos con la mayor fuerza posible...

Ese alguien me enseñó que no sirve ser orgullosa y callarse, que no sirve esconderse atras de un escudo, que hay que hacer lo que se siente...





Le agradezco a ese alguien que me haya enseñado todo lo que me enseñó, porque gracias a eso, soy lo que soy... pero HOY... me hubiese gustado ser esa persona que era hace aproximadamente 4 años atras... y poder decir que TODO, TODO, TODO me importa un carajo! (perdon por la expresion...)

me hibiese gustado no sentir... me hubiese gustado que no me importe nada, me hubiese gustado ver ese escudo al frente mio.... pero no... no lo tuve...

hoy fue un dia dificil...

2 comentarios:

"Cuando mi boca calle, mi corazón hablará" dijo...

Por esa persona que te enseñó tantas cosas...
Por esa persona que a pesar de todo te sigue acompañando...
Por esa persona, tenés que seguir creciendo como estás haciendo hasta ahora.
A veces como siempre digo: la melancolía te aguijonea, te mata... pero tenemos que dejarla ser, porque es parte de nuestro duelo.
Estar en duelo, no significa disfrutar de los buenos amigos...
Esos son los que te ayudan a salir.

Besos

Claudia

Nini dijo...

Hay que saber agradecer, llorar y decir adiós en el momento justo y apropiado. En cierta forma es una forma de valorar a quienes nos enseñaron.